Tema musical de Ojos de lobo: Déjame ser yo mismo.

domingo, 27 de julio de 2014

Helloooooo, aquí estoy mis soles. Nuevo capi y espero que guste. Yo creo que sí...
Saben que indago por las páginas de información cuando tengo que poner datos sobre algo en especial, sea lugares o cosas. En este caso el tema autopsia no es muy de mi agrado pero se merecen saber cuestiones que a veces desconocemos en la rutina.

Muchas gracias por estar aquí en mi sitio, por los mails y los comentarios en el blog, y darne ánimo para que continúe escribiendo. Besos a todos.

Capítulo‭ ‬15
Mi primer día.

‭(‬Perspectiva de Bianca‭)

De pie en la habitación conyugal,‭ ‬recostado en el marco de la puerta entreabierta,‭ ‬Sebastien se mantuvo con el gesto indescriptible mientras esperaba una respuesta de mi parte.‭ ‬Continué de espaldas a él cepillando mi cabello tratando de mantenerle la mirada a través del espejo del tocador.

Me observaba a través de las largas pestañas y sus labios entreabiertos me hubieran hecho jurar que intentaba convencerme de algo.‭ ‬Bueno,‭ ‬apostaba mi vida que no me equivocaba.‭ ‬Todo él estaba producido para ser una tentación para mí.‭ ‬Él siempre me tentaría y eso no era novedad pero esta vez su objetivo era la causa de tanta distinción y elegancia.

Llevaba puesto un traje oscuro con corbata al tono y camisa blanca.‭ ‬Se había afeitado hacía más de una semana por lo tanto lucía la barbilla con una fina capa de vello castaño rojizo.‭ ‬Sus piernas largas y firmes estaban cruzadas una sobre la otra y una mano en el bolsillo indicaban que simulaba un estado de suma tranquilidad y equilibrio.‭ ‬Se olvidaba que aunque fuera humana lo conocía al dedillo y su falsa actitud de hombre superado estaba muy lejos de palparse a su alrededor.

Respiré hondo y el aroma a colonia varonil entró en mis pulmones regocijándome.‭ ‬Había perfumes que hablaban por sí solos.‭ ‬Éste era uno de ellos.‭ ‬Decía algo así como‭ “‬tómame soy todo tuyo y hazme lo que quieras‭”‬.‭ ‬No,‭ ‬en realidad‭… ‬Decía algo así como‭ “‬tómame soy todo tuyo y hazme lo que quieras pero por favor no vayas a trabajar‭”‬.‭

Sonreí.

Creo que le molestó mi sonrisa torcida porque inmediatamente frunció el ceño.

‭—¿‬Qué perfume llevas puesto‭? –‬pregunté.

‭—‬Armani Code.

‭—‬OH,‭ ‬amó ese perfume en tu piel.‭ ‬Ese olor a bergamota y limón tan‭…

—Lo sé.

‭—‬Lo llevabas puesto el primer día que te conocí.‭ ¿‬Recuerdas‭? ‬Tú junto al piano y yo al pie de la escalera.

‭—‬Cierto.‭ ‬Tú una humana,‭ ‬yo un vampiro.‭ ‬Cómo hoy.

‭—‬Ajá,‭ ‬tú un empresario que sostenía el imperio Craig como hoy,‭ ‬yo‭… ‬Una médica forense.‭ ‬Como intento que lo sea hoy‭ –‬contesté girando sobre la silla para mirarlo de frente.

Se mantuvo en silencio y bajó la vista.

‭—¿‬Qué te preocupa Sebastien‭?

—Tu seguridad.

‭—‬La verdad,‭ ‬Sebastien.‭ ‬Los dos sabemos que dentro de un hospital no puede pasarme nada malo.‭ ‬Es decir,‭ ‬nada que no me pudiera ocurrir en otro sitio.

‭—‬Hay muchas enfermedades dando vueltas.

Reí.‭ ‬Sebastien se apartó de la puerta y caminó hacia la ventana.‭ ‬Observó el día nublado y negó con la cabeza.‭ ‬Sacó el atado de cigarrillos y encendió uno.‭ ‬El humo coronó su dorada cabellera y se desvaneció en el aire.

‭—¿‬Estás hablando en serio‭? –‬dije siguiendo cada movimiento de su cuerpo‭—‬.‭ ‬Como abogado serías muy malo.‭ ¿‬Tienes alguna excusa valedera que no sea la que mencionas‭?

—¡Por los cielos Bianca es un hospital no es Disney World‭!

—No hay sitio más controlado que un hospital para los virus y bacterias.‭ ¿‬Te imaginas si no ocurrieran esas inspecciones rigurosas‭? ‬Sería el caos.

‭—‬No me convences.

‭—¡‬Sebastien‭!

—¡Muuy buenos días querida Bianca‭! –‬Charles empujó la puerta entreabierta un poco más.‭ ‬Entró con la bandeja de desayuno y echó una mirada rápida a los dos.

‭—¡‬Gracias Charles‭!

—Galletas de limón y café caliente y dulce con un toque de leche descremada.

‭—‬Eres un sol.‭ ‬Te quiero.

‭—‬Yo también,‭ ‬Bianca.

Mi adorable protector y defensor de mis causas perdidas y no perdidas, depositó la bandeja en el mueble de tocador y arrimó una butaca de terciopelo rojo sentándose cerca de mí.

‭—‬Charles,‭ ‬aún tengo tiempo de salir,‭ ¿‬verdad‭? –‬tomé la taza de porcelana con ribetes de flores lilas y la acerqué a mis labios.

‭—‬No te preocupes,‭ ‬son las siete y media y el director ha dicho que te espera a las ocho y cuarto.‭ ‬El chofer te llevará en quince minutos,‭ ¿‬cierto Sebastien‭?

Sebastien no contestó.‭ ‬Exhaló el humo y su mirada no se apartó de los cristales.

Charles me miró y arqueó una ceja.‭ ‬Gesticulé sin hablar‭ “‬está enojado porque acepté el trabajo‭”‬.

Charles gesticuló‭ “‬no digas,‭ ¿‬todavía‭?

“Sí es muy terco‭” –‬gesticulé otra vez.

‭—¿‬Pueden dejar de hablar a mis espaldas‭? –‬murmuró Sebastien girando su cabeza para vernos.


—¡‬Vamos Sebastien tira la toalla de una buena vez y dale la razón a Bianca‭! ‬Será bueno para ella y también para ti‭ –‬dijo Charles sonriente.

‭—‬Para ella puede ser,‭ ‬para mí‭… ‬lo dudo.‭ ‬La extrañaré.

Mordí una galleta de limón y mastiqué lentamente.‭ ¡‬Señor dame paciencia‭! ‬Por lo menos mi marido no me había ocultado la llamada del director del hospital solicitándome ayuda profesional.‭ ‬El anterior forense quien me había reemplazado cuando yo conocí a los Craig y abandoné mi puesto había fallecido por las crudas heladas.‭ ‬El hospital contaba con un suplente desde esa fatal fecha pero no era especialista en criminología y se necesitaba alguien capaz e idóneo para casos específicos.‭ ‬El director sabía que me había quedado en Kirkenes y que vivía con los Craig.‭ ‬Él y Sebastien tenían una sólida amistad que comprobé cuando Douglas había estado internado en el hospital.

‭Me daba pena ver a mi Dios de Kirkenes triste y abatido sin poder refutar mis convicciones.‭ ‬Es que no había razón que lo justificara,‭ ‬aunque los celos y el miedo de perderme tampoco eran para tomar a la ligera.‭ ‬No me gustaba verlo sufrir y de verdad parecía que lo estaba martirizando.

Terminé mi café y comí dos galletas mientras Charles se ponía de pie y sacaba una franela para lustrar una mancha inexistente del espejo.

‭—‬Sebastien‭…

Me miró para después fijar la vista en el jardín como hacía instantes.

‭—‬Mírame.

‭—‬Yo me retiro,‭ ‬Bianca.‭ ‬Te veré a la noche cuando regreses.‭ ‬Que comiences bien tu primer día.

‭—‬Gracias Charles.

Apenas la puerta de la alcoba se cerró,‭ ‬me puse de pie y caminé hasta quedar detrás de Sebastien.‭ ‬Acaricié su espalda por debajo del saco comenzando por la cintura hasta llegar a los omóplatos.‭ ‬Dejé mis palmas tibias sobre la tela de la camisa.‭ ‬Su piel se sentía fría pero no tardó en tomar mi temperatura corporal.‭ ‬Apoyé mis labios sobre la tela suave del saco,‭ ‬en las vértebras superiores de la columna,‭ ‬y deposité tres o cuatro besos.

Suspiró rendido.

Apoyé mi mejilla derecha en su espalda y entrelacé mis manos por delante rodeando su estrecha cintura.‭ ‬Desprendí el botón del saco y lo palpé lentamente como si buscara un arma.

‭—‬Tarde o temprano te enamorarás de un humano.

‭—¿‬Qué cosas dices‭? –‬pregunté,‭ ‬retirando mis manos.

‭—‬Es cierto.‭ ‬Puedo ser atractivo,‭ ‬alto,‭ ‬elegante,‭ ‬y seductor.‭ ‬Pero no soy humano como tus colegas.‭ ‬No sé nada de medicina.‭ ‬Quizás haya alguien que admires por tu carrera y‭…

Mis manos subieron hasta los pectorales nuevamente hasta que la izquierda percibió el latido lento de su corazón.

‭—‬Te amo Sebastien.‭ ¿‬Tú me cambiarías por una vampiresa‭?

—Nunca.

‭—¿‬Por qué te cambiaría yo por un humano‭? ¿‬Acaso me has tenido secuestrada todo este tiempo‭? ¿‬O he sido yo quien ha permanecido aquí por decisión mía‭?

—Ya lo sé.

‭—¿‬Entonces‭? ¿‬No entiendes que nada cambiará mi amor por ti‭? ‬Que estoy enamorada como el primer día.‭ ‬Que también extrañaré no verte en la casa mimándome todo el tiempo.‭ ‬Me has acostumbrado mal y eso lo pagaré cada vez que no esté casa.‭ ¿‬Sabes‭? ‬Ahora que estamos solos te confesaré algo.

‭—¿‬Qué‭? –‬susurró con un hilo de voz.

‭—‬Amo mi carrera,‭ ‬sin embargo no hay nada más importante en la vida que tenerte junto a mí.‭ ‬Si me pidieras el divorcio porque no quiero dar mi brazo a torcer,‭ ‬entonces‭… ‬llamaría al director y rechazaría el cargo.

Sebastien sorprendido por lo que acababa de escuchar giró entre mis brazos hasta quedar frente a mí.‭ ‬Me abrazó escondiendo los labios en mi cuello.

‭—‬No,‭ ‬no digas eso.‭ ‬Jamás te pediría algo así.‭ ‬Sólo soy un idiota celoso.

Acaricié esa cabellera dorada y lacia que me volvía loca cada vez que la agitaba con el vaivén del sexo.

‭—‬No dudes de mí‭ –‬murmuré en su oído.

‭—‬No Bianca,‭ ‬no es que dude de un engaño.‭ ‬Es‭… ‬al destino al que le tengo miedo.‭ ‬Si supiera que nada ni nadie te va a separar de mí.‭ ‬Pero contra esos interrogantes no puedo mantenerme incólume.‭ ‬Perdóname.‭ ‬No quise amargarte en tu primer día.‭ ‬Soy tan egoísta.‭ ‬Lo hice con Douglas mientras permaneció encerrado en la mansión.

‭—¡‬No espera‭! ‬No te culpes de todo,‭ ‬ahora.‭ ‬Sé que me amas y amas a Douglas.‭ ‬No te martirices por decisiones que pudieron ser otras,‭ ‬es pasado.‭ ‬Sólo dime que me amas y no quieres verme infeliz.

‭—‬Te amo y no quiero verte infeliz.

‭—¿‬Puedo irme a trabajar sin que te quedes enojado‭?

Sonrió y asintió mirándome a los ojos.

‭—¿‬Un beso‭? –‬pregunté de puntillas de pie.

‭—‬Podría mucho más pero llegarás tarde‭ –‬dijo sin dejar de sonreír.

‭—‬Por ahora me conformaré con un beso y cuando regresé reclamaré mucho más de ti.‭ ¿‬Crees que llenarás mis expectativas‭? –‬provoqué,‭ ‬pestañeando repetidas veces.

Rio.

‭—‬No tengas dudas.

Inclinó su rostro mientras su pulgar acariciaba mi mejilla.‭ ‬Sus labios buscaron los míos y abrí mi boca recibiéndolo como yo sólo sabía hacerlo.‭ ‬Devoradora,‭ ‬hambrienta,‭ ‬y apasionada de todo él,‭ ‬aunque el postre quedara para la noche.‭ ‬Había logrado vencer una importante batalla con Sebastien y no dudaba que la clave estaba en el gran amor que me tenía.‭ ‬Mientras mi lengua acariciaba cada rincón de su cálida boca,‭ ‬me sentí orgullosa y a la vez me convencí que no podía amarlo más de lo que ya lo amaba.

..............................................................................................................................................................

El chofer me llevó a gran velocidad por la carretera.‭ ‬Estaba acostumbrada que era un‭ “‬as‭” ‬manejando pero no dejaba de inquietarme cada vez que observaba por la ventanilla y la hilera de cipreses a la vera de la ruta formaban una línea borrosa y deforme.‭ ‬Al llegar a la zona más impenetrable de los bosques tomó la última curva para después avanzar por la carretera‭……‬.

‭—‬Por favor,‭ ‬aminora la velocidad‭ –‬solicité.

‭—‬Sí señora‭ –‬contestó.

De esa forma pude distinguir el camino empinado y sinuoso entre los pinos y arbustos que llevaba al claro cerca de la reserva.‭ ‬La nostalgia me embargó pensando en mi amigo Bernardo.‭ ¡‬Cuánto tiempo de no verlo‭! ‬Habíamos hablado por el móvil una vez que las comunicaciones se normalizaron y me había dicho que estaba feliz viviendo en una cabaña prestada junto a Sabina y la niña.‭ ‬Me había contado la belleza de los paisajes suizos y el clima cálido y agradable de finales de septiembre.‭ ¡‬Qué envidia‭! ‬Kirkenes no lograba salir del tiempo lluvioso y frío aunque las crudas y fatales heladas se habían detenido.

Me sentía dichosa que mi amigo hubiera encontrado la felicidad.‭ ‬Sin embargo‭… ‬Conocía a Bernardo como la palma de mi mano y las dos últimas llamadas no lo noté diez puntos.‭ ‬Estaba preocupado por algún motivo.‭ ‬Le había preguntado pero no tuve la respuesta que esperaba.‭ ‬No me comentó nada.‭.. ‬Berny no me engañaba aunque quisiera,‭ ‬algo le quitaba el sueño.

Mi vista paseó por el follaje con el típico verde inexistente.‭ ‬Hasta las hojas perennes habían caído dejando alfombras interminables de varias tonalidades amarillentas.‭ ‬El cielo plomizo anunciaba una muy probable lluvia en las próximas horas.‭ ‬Volvería a casa con la rutinaria precipitación.

Me recosté en el asiento y observé mis jeans y mis botas de caña larga,‭ ‬brillosas.‭ ‬Sara insistió en lustrarlas aunque le aseguré que no se me caerían los anillos si yo misma lo hacía.

Sonreí.

A Scarlet le habían gustado mis botas.‭ ‬Posiblemente le diría a Sebastien que este fin de semana me gustaría ir de compras para adquirir prendas y calzado que fueran del agrado de su hermana.‭ ‬Lo cierto que la joven Craig necesitaba salir al exterior y mezclarse con los humanos,‭ ‬cuestión difícil por su terquedad y arrogancia,‭ ‬pero sería más dificultoso si no lucía ropa adecuada.

En cinco minutos el chofer detuvo el BMW negro en la puerta del Hospital General de Kirkenes.‭ ¡‬Qué cambiado estaba‭! ‬En los pisos superiores decenas de ventanas parecían deterioradas.‭ ‬Como si hubieran partido los postigos para abrirlas.‭ ‬Recordé las heladas mortales y supuse que las aberturas habrían sido tapiadas.‭ ‬Ahora lucían desvencijadas y carcomidas.‭ ¿‬Cuántas personas habrían sido atrapadas por la ola de frío‭?

—Llegamos señora Craig.

‭—‬Sí‭… ‬Gracias.

Bajé del coche después de colocarme mi gorra de lana y los guantes de cuero.‭ ‬Subí el cierre de mi cazadora de piel de cordero y me aventuré a caminar por la acera para subir la escalinata que daba a la puerta principal.‭ ‬La entrada permanecía abierta.‭ ‬Dos bloques de cemento,‭ ‬uno de cada lado,‭ ‬mantenían los vidrios separados para que las personas entraran al interior del edificio.‭ ‬Seguramente el censor de las puertas mecánicas había quedado en desuso.

No se parecía en nada al nosocomio que vi por primera vez en el mes de enero.‭ ‬Pero mis ojos no habían contemplado lo peor‭…

Apenas pisé la sala de planta baja el olor a material quemado impregnó mi nariz.‭ ‬Las tapias de madera y los listones de hierros estaban esparcidos por doquier.‭ ‬Cuatro hombres vestidos de mameluco azul trataban de ordenar el desastre que al parecer llevaba tiempo.‭ ‬Tres más estaban trepados a escaleras al parecer revisando la caja central de energía.

El escritorio de recepción no existía,‭ ‬ni tampoco los estantes de madera donde se ordenaban las carpetas de historias clínicas.‭ ‬Había escuchado el noticiero local dos semanas atrás por el canal cinco,‭ ‬las fogatas en el interior de los más importantes edificios de Kirkenes habían logrado mantener con vida a decenas de personas.‭ ‬Aunque muchos no lo habían logrado era hora de mirar para adelante y comenzar de cero.‭ ‬Supuse que ese era el ánimo de los obreros que estaban trabajando allí.‭ ‬Uno de ellos silbaba no sé qué canción mientras atornillaba un soporte de metal a la altura del techo.‭ ¿‬Reforzaría la viga‭? ‬Bueno,‭ ‬no era mi especialidad así que me dediqué a atenerme para lo que había llegado.

Me acerqué para preguntarles donde podría encontrar al director y así comenzar mi tarea.

‭—‬Disculpe,‭ ‬buenos días.

Dos de ellos bajaron la vista y me comieron con los ojos.‭ ‬Pensé para mis adentros que si Sebastien hubiera estado en ese preciso momento ambos bajarían al suelo en milésimas de segundo y no precisamente descendiendo por los escalones.

‭—‬Busco al director de este hospital.‭ ¿‬Podrían indicarme dónde hallarlo‭?

—Tiene que ir arriba,‭ ‬no sé que piso,‭ ‬pero no tome el ascensor.‭ ‬Está inhabilitado‭ –‬dijo el más joven.

El más viejo tendría alrededor de setenta años,‭ ‬preguntó en tono altanero.

‭—¿‬Para qué lo busca‭? ‬Él ha dicho que nadie lo moleste.‭ ‬Y una joven como usted‭…

Lo interrumpí con mi poca paciencia característica.

‭—‬La joven que dice que soy le urge ver al director porque SOY la nueva forense.

Al contemplarlos reír me enfadé más.

‭—¡‬Vayaa Chek‭! ¿‬Has escuchado‭? ‬Una mujer forense.‭ ‬No quisiera morir y caer en sus manos,‭ ‬doctora.‭ ‬No estaría seguro si llego a ser asesinado si usted podría llegar al fondo de la verdad‭ –‬rio.

Sonreí aunque tenía ganas de matarlo.

‭—‬No se preocupe,‭ ‬si llega a mi manos procuraré llegar al fondo de cada órgano que ocupa su cuerpo.‭ ‬Abriré su caja torácica en dos con la sierra eléctrica,‭ ‬separaré con el fórceps en dos el esternón y hurgaré sin dejar milímetro por todo su interior hasta abrir sus intestinos con el enterótomo.‭ ‬Después utilizaré una sierra vibradora más pequeña para abrir la tapa de su cráneo y en un perfecto círculo frontal y occipital quitaré sus sesos y los inspeccionaré... No se preocupe,‭ ‬si es que sería asesinado llegaría a esa conclusión.

Los dos quedaron mudos,‭ ‬me miraron fijo,‭ ‬y continuaron la tarea en un adecuado y sepulcral silencio.

‭—¡‬Bianca‭!

Giré hacia mis espaldas para ver avanzar al director con una sonrisa de oreja a oreja.

‭—¡‬Director‭! ‬Buenos días.

‭—‬OH,‭ ‬pensé que no iba a venir,‭ ‬usted sabe,‭ ‬Sebastien no parecía conforme la última vez que hablé con él.‭ ‬Por poco reuso a su ayuda.

Estreché la mano con el doctor agradeciendo su cordial bienvenida.‭ ‬Nos alejamos caminando lentamente hacia la escalera principal.

‭—¿‬Por qué dice eso‭? ¿‬Sebastien le pidió que no me diera el cargo‭?

—Nooo,‭ ‬de ninguna manera.‭ ‬Tenía mis dudas porque sé que él la cuida y usted estaba en la mansión sin pasar necesidades,‭ ‬ni frío.‭ ‬Sebastien‭… ‬En realidad todo lo contrario.‭ ‬Cuando dudé y se lo manifesté me dijo que usted era la mejor forense que pudiera encontrar y que no iba a arrepentirme.

Amé a Sebastien‭…

—Okay‭ –‬contesté‭— ‬le agradezco que haya confiado.‭ ‬En realidad hemos trabajado poco tiempo.‭ ¿‬Recuerda‭?

—Fue suficiente,‭ ‬Bianca.‭ ‬No tengo dudas que es una excelente profesional.

‭—‬Gracias.

‭—‬Acompáñeme,‭ ‬le presentaré al personal nuevo ya que la morgue la conoce,‭ ¿‬verdad‭?

—Sí,‭ ‬recuerdo todo.‭ ‬Gracias‭… ¿‬Susan‭? ¿‬Frank‭? –‬pregunté.

Me miró con tristeza y entendí.

‭—‬A muchos sorprendió la ola de frío,‭ ‬Bianca.

‭—‬Lo lamento tanto.

‭—‬Lo sé.

Antes de llegar a la morgue el director me presentó a Amund y a Freki,‭ ‬ambos enfermeros especializados en trabajar junto a forenses.‭ ‬Los dos eran muy jóvenes y de actitud predispuesta.‭ ‬Amund era de estatura alta,‭ ‬tenía el cabello claro y ojos color cielo,‭ ‬mientras Freki era bajo, de rasgos albinos.

Cuando llegué a lo que sería mi oficina,‭ ‬previa a la sala de laboratorio propiamente dicha,‭ ‬inspeccioné lo poco que quedaba en pie.‭ ‬No había ordenador,‭ ‬sólo una mesa y silla de caño y vidrio.‭ ‬Sobre la mesa,‭ ‬una caja de zapatos contenía cuatro fichas de cartulina blanca.

Freki se mantuvo en la puerta y me sonrió.

‭—‬Doctora,‭ ‬no tenemos insumos‭… ‬Todo fue quemado.‭ ‬La desesperación por sobrevivir‭…

—No te preocupes Freki,‭ ‬podré trabajar.‭ ‬Supongo que habrán desinfectado frecuentemente.

‭—‬Sí doctora.

‭—¿‬Mascarillas,‭ ‬batas,‭ ‬instrumentos‭?

—Todo se encuentra en el laboratorio junto a la camilla de examen.‭ ‬El director mandó comprar las mascarillas,‭ ‬los guantes,‭ ‬y las batas,‭ ‬para el otro forense.‭ ‬Contamos con ello.

‭—‬Okay‭… ‬Mmm‭… ‬El otro forense‭… ¿‬Qué horario cumple‭?

—Trabaja a partir de las seis de la tarde,‭ ‬doctora.

‭—‬Quisiera hablar con él.‭ ‬Sé que no ha tenido una formación criminalística pero supongo se las habrá arreglado de igual modo.‭ ¿‬Sabes si han entrado cuerpos por muerte dudosa‭?

—No sabría decirle.‭ ‬Supongo que no.‭ ‬Ha tenido mucho trabajo a causa de las muertes naturales.‭ ‬Las heladas han arrasado con decenas de vidas.‭ ‬Innumerables diría yo.‭ ‬En la caja de cartón tiene las últimas fichas,‭ ‬son los cuerpos que aún están en depósito.‭ ‬No han venido ha reclamarlos.

‭—‬Bien Freki,‭ ‬veremos de ahora en más.‭ ‬Y gracias por tu ayuda.

Cuando la noche cubrió Kirkenes yo había terminado mi exhaustivo examen de los cadáveres.‭ ‬Podía tener la seguridad que la muerte natural los había sorprendido por distintas razones.‭ ‬Dos de ellos,‭ ‬masculinos,‭ ‬por infartos,‭ ‬un mujer por había dejado de existir en la mesa de operación,‭ ‬y un hombre había muerto por inanición.‭ ‬Todos ellos sin familia ni conocidos.

Me sentía muy bien volviendo a trabajar en mi profesión,‭ ‬aunque la felicidad me llegó plena cuando salí del hospital y contemplé el BMW en la puerta.‭ ‬Tenía muchas ganas de que el chofer me llevara a casa y reencontrarme con los míos.

Corrí apresurada hacia el coche y abrí la puerta para sumergirme en el interior.

‭—‬Hola amor,‭ ¿‬cómo te fue en tu primer día‭?

—¡Sebastien‭! –‬reí.

Si esperar segundo trepé los asientos para pasarme al delantero de copiloto.‭ ‬Mi marido rio.

‭—¡‬Me encanta que hayas venido por mí‭!

Quité mis guantes y mis manos volaron a cada lado de la cara de mi apuesto hombre.‭ ‬Lo besé apasionadamente y él correspondió con el mismo ímpetu.

Te amo‭ –‬susurré contra sus labios.

‭—‬Yo también.

‭—¿‬Vamos a casa‭? –‬pregunté.

Negó con la cabeza mientras acercaba mi cuerpo contra el suyo.

‭—‬Tengo otros planes.

‭—¿‬A siii‭?

—Sí.‭ ¿‬Qué tal un hotel para pasar un par de horas lejos del resto‭?

—¡Siiiiii‭! –‬reí‭— ¡‬Me entusiasma esa idea‭! ¿‬Sabes que cosas voy hacerte‭?

Su sonrisa tímida me conmovió.‭ ‬A veces parecía un inexperto en manos de una depredadora.

Me acerqué a su oreja y susurré‭ “‬aquello‭” ‬que lo volvía loco.

‭—‬Me gusta tanto cuando me hablas sucio‭ –‬murmuró‭—‬,‭ ‬agárrate fuerte.‭ ‬Iré de prisa para que cumplas con lo que amenazas.





15 comentarios:

  1. Me encanta esta pareja son tan monos, es normal los celos de él, lleva mucho tiempo a solas y ahora que tenga que compartirla con otros humanos no le hace gracia jajajaja
    Bianca parece que nunca se sacia de su marido, y él igual que ella ahahaha
    Besos amiga :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Lyd! Bianca está muy apasionada y eso es importante. El deseo de ambos está latente así que es buena señal. Un besote enorme cariño gracias por pasarte.

      Eliminar
  2. Awww q linda pareja hacen estos 2 los amo,me fasinan son tan enamorados y Sebastia al fin acepto aunq sea a regañadientes q Bianca trabaje,y vaya como sufrio ese pueblo con la ola de frio,muchos fallecieron q triste,bueno Lou muchas gracias x el capitulo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Laura! Claro que sí es normal lo que siente Sebastien, por lo menos antes que él importa ella. Y en el amor eso es supremo. Los dos están como locos enamorados jajaja, me encanta. ¡Un beso grande y gracias nena!

      Eliminar
  3. ¡Hola tesoro!

    Qué capítulo más bonito, me ha encantado ver un poco más de la relación de Bianca y Sebastien, lo mucho que se quieren y lo que se complementan. Me ha enternecido un montón que Sebastien se muestre inseguro, y me alegra que sea sincero para que Bianca comprenda y lleguen a un arreglo y Charles es un amor, lo adoro. Gracias por compartir tu historia, amiga, es fantástica.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Claudia! Muchas gracias. Me alegro que te guste y siga gustando como siempre. Sebastien es hombre al fin y Bianca corre un poco de peligro al interactuar, pero el amor es así, libertad absoluta sino tarde o temprano se paga. Un besote enorme reina.

      Eliminar
  4. Uy adoro a Sebastien junto con Bernado son mis personajes predilectos. El capitulo estuvo hermoso. Te mando un beso y te cuento que salgo de vacaciones por le mes de agosto. Nos vemos en septiembre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ju! Muchas gracias por el comentario corazón. Me alegro que te guste. Sebastien es un bombón y Bianca es muy suertuda. Besotes miles.

      Eliminar
  5. primera vez que me sumerjo en la lectura de esto, y me ha encantado, como puedo obtener los capítulos anteriores a éste?,,,gracias.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte y quedarte por aquí. Escribeme un mail y te pasaré las indicaciones o te enviare los primeros capítulos de la primera parte. Un abrazo enorme .

      Eliminar
  6. Hola, acabo de llegar y lo que he leído de la historia celebró mi interés. Gracias por compartir
    A la luz de amor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Bienvenida, un placer que me leas. Un beso grande.

      Eliminar
  7. hola, ya leí todos los capítulos, espero el siguiente,,,gracias.-

    ResponderEliminar
  8. Creo que a pesar de que a Sebastien no le agrada que Bianca vuelva a trabajar... tampoco le ha puesto muchas trabas
    Me ha encantado la lección de médico forense que Bianca les ha dado a estos dos hombres que no la veían muy capacitada
    También me ha gustado que Sebastien haya ido a buscarla a la salida del trabajo
    Besos

    ResponderEliminar