Tema musical de Ojos de lobo: Déjame ser yo mismo.

domingo, 6 de julio de 2014

¡Buen domingo para todos! En este capítulo tendrán novedades de Bernardo y creo que se avecinan problemas con Sabina. Scarlet continúa en la mansión para alegría de pocos. Veremos que ocurre con la estadía de esta bella vampiresa. Un beso grande a todos mis lectores. Muchas gracias por pasarse por aquí y detenerse a leerme. ¡Buen fin de semana! Lou.

Capítulo‭ ‬12
Avances.

‭(‬Perspectiva de Bernardo‭)

No estaba de buen humor ese día.‭ ‬Discutir con Sabina me agotaba.‭ ‬Nunca llegábamos al fondo del problema por su terquedad y por la habilidad que tenía para cambiar el tema.‭ ‬Lo cierto que la forcé para que me dijera en la cara que diablos pasaba con Gloria y sólo me acusó de llevar las cosas a un lugar extremo.‭ ‬Que estaba cansada,‭ ‬que necesitaba espacio,‭ ‬que yo la agobiaba con preguntas etc,‭ ‬etc.

Sentado en la furgoneta tras el volante no dejaba de pensar que rayos le estaba ocurriendo a mi loba.‭ ¿‬No me quería más o no me deseaba‭? ‬No‭… ‬No era eso.‭ ‬Aunque nuestros encuentros sexuales eran últimamente esporádicos a causa de las repetidas discusiones no dejaban de ser apasionados y la atracción se olía en el aire.

Observé los portones de reja abiertos del colegio de Gloria,‭ ‬el timbre de salida ya había sonado estridente hacía más de cinco minutos y los alumnos en orden comenzaban a salir al encuentro de padres y tutores.‭ ‬Gloria no aparecía‭…

Salí del vehículo y eché andar hacia el portal donde un par de maestras que hacían el papel de porteras se despedían cariñosamente de los niños.
Me acerqué un poco más y creí ver a Ruth,‭ ‬compañerita de Gloria.‭ ¿‬Su clase estaba abandonando el colegio y Gloria no estaba con ellos‭?
Avancé hasta llegar a una de las porteras.

‭—‬Disculpe,‭ ‬buenas tardes‭…

La garganta se hizo un nudo y no atiné a preguntar.‭ ‬Tenía miedo que me dijeran que había ocurrido algo con mi pequeña.‭ ‬Una de las porteras me sonrió y creo que adivinó mi angustia.

‭—¿‬Usted es el padre de Gloria‭?
—Si si‭… ¡‬Dios‭! ¿‬Qué ocurrió‭?

Al ver tal estado de desesperación dejó el puesto y se acercó.

‭—‬No se preocupe.‭ ‬Gloria ya vendrá.‭ ‬Ha quedado con su maestra en los jardines.‭ ‬La he visto.‭ ¿‬Quiere pasar‭?
—Por favor‭ –‬murmuré.

Aunque ya tenía la certeza que no era nada grave hasta verla en carne y hueso no me detendría.‭ ‬No sólo por haber tomado el papel de padre muy seriamente sino porque como alfa nada debía quedar fuera de mi control.

Cuando la vi correteando por el césped junto a su maestra, el alma me volvió al cuerpo.‭ ‬Ambas reían con risas contagiosas.‭ ¿‬Qué hacían las dos corriendo por el parque‭?

La respuesta no tardó al divisar con mi vista aguda un par de mariposas blancas que revoloteaban cerca de ellas.‭ ‬Sonreí y avancé con cuidado.

La primera que me descubrió fue Gloria que detuvo sus brincos y corridas y gritó mi nombre.

‭—¡‬Bernardo‭!

Saludé con una mano sin dejar de sonreír.

La maestra se detuvo y noté en su rostro cierta incomodidad.‭ ¿‬Su rostro‭? ¿‬Tenía tierra en una de las mejillas‭? ‬Rápidamente la vi limpiarse la falda y tomar a Gloria de la mano mientras caminaban hacia mí.

‭—¡‬Hola Bernardo‭! ‬Estábamos cogiendo mariposas y‭ ¿‬sabes qué‭? ‬Marianne se cayó.

Sonreí mientras arqueaba la ceja a la maestra.‭ ‬Un ligero rubor cubrió sus mejillas y se disculpó como si fuera una niña que acaba de hacer una travesura.

‭—‬Ay lo siento tanto señor Hoswall.‭ ‬Me dejé llevar por el entusiasmo de Gloria.

Negué con la cabeza y respondí evitando reír.

‭—‬No culpe a Gloria por sus locuras señorita‭…
—Marianne.
‭—‬Señorita Marianne.‭ ‬Usted llevó a mi hija con gran entusiasmo a cazar mariposas por lo que veo‭… —‬dije señalando la falda embarrada.

‭—‬Su rostro se puso serio y sus ojos brillaron.‭ ‬Creí que iba a llorar.

‭—‬De todas formas‭ –‬continué‭—‬,‭ ‬es una locura maravillosa.‭ ‬Sólo espero que una vez que atraparan mariposas su intención era dejarlas libre otra vez.
‭—¡‬Por supuesto‭! ‬No me lo perdonaría.‭ ‬Amo la naturaleza y a los niños.

Ya sin aguantar estallé de risa apenas Gloria me abrazó.

‭—‬No le veo la gracia señor Hoswall‭ –‬se quejó la maestra abochornada.

La miré divertido.‭ ‬Su cabello largo y rubio estaba totalmente despeinado,‭ ‬su cara mostraba manchas de tierra y su falda y mangas de la chaqueta estaba sucias por la caída.‭ ‬Ese par de ojos azules profundo me observaron con enojo,‭ ‬después‭… ‬echó a reír.

Los dos reímos por algunos segundos tentados de la situación mientras Gloria seguía con la vista aquellas mariposas que se le habían escapado.

‭—‬Lo siento,‭ ‬no quise reíme de usted.‭ ‬Se ve muy graciosa así en ese estado y parece una niña más de sus alumnas.
‭—‬Perdóneme a mí por esta situación.‭ ‬Sinceramente las dos nos dejamos llevar y correr tras las mariposas me volvió a un pasaje de mi niñez.
‭—‬No se disculpe de verdad me hace feliz ver a Gloria entre personas simples y alegres.‭ ‬Cuando la inscribí en este colegio creí lo contrario.‭ ‬De verdad,‭ ‬me alegra que lleven esta relación de complicidad.

La maestra bajó la vista.

‭—‬De todas formas me disculpo.‭ ‬Iré a lavarme la cara‭ –‬dicho esto se dirigió a Gloria‭—. ‬Ve por tu mochila cariño,‭ ‬la hemos dejado bajo el ciprés.
‭—¿‬Piensa ir así por un medio de transporte público‭? —‬dije, al observar su uniforme manchado.

Ella se inspeccionó de arriba a abajo.

‭—‬Dios,‭ ¡‬qué horror‭! ¡‬Cómo he quedado‭!
—No se angustie,‭ ‬la alcanzaré en la furgoneta hasta su casa.
‭—¡‬No no‭! ‬De ninguna manera.‭ ‬Tomaré un taxi,‭ ‬no se preocupe.
‭—‬Señorita lo menos que puedo hacer después que ha gastado minutos detrás de las locuras de mi hija es llevarla sana y salva a su casa.‭ ‬Por favor‭…
—Señor Hoswall,‭ ‬no se permite que un padre lleve a un maestro en su vehículo.‭ ‬No porque sea mujer y usted un hombre sino porque da derecho a pensar cierto favoritismo con respecto a otros alumnos.‭ ¿‬Me comprende‭? ‬Gracias de todos modos.
‭—‬Favoritismo que usted ya tiene por mi hija,‭ ¿‬no es así‭?

La noté incómoda y me arrepentí de ser tan directo.

‭—‬Disculpe,‭ ‬pero es lo que siento y sinceramente me alegra mucho.‭ ‬Usted le hace mucho bien a Gloria.‭ ‬Entonces‭… ‬Hagamos una cosa,‭ ‬la esperaré a un par de cuadras de aquí para no perjudicarla.‭ ¿‬Acepta‭?

La maestra volvió a estudiar las condiciones de sus prendas y dudó.

‭—‬Vamos,‭ ‬acepte que la alcance sólo por hoy.

El griterío de los chicos de los grados superiores al salir por la puerta del edificio nos sacó de la conversación.

‭—¡‬Dios que tarde se ha hecho‭! –‬murmuró.
‭—¿‬Lo ve‭? ‬Por la culpa de las mariposas llegará más tarde a su casa.‭ ‬Si la alcanzo evitará más tiempo perdido.

Dudó nuevamente.

‭—‬La espero en la furgoneta dos cuadras más adelante.
‭—‬Me iré a lavar la cara y recoger mis cosas.‭ ‬Gracias.

La docente de Gloria no vivía muy lejos del colegio,‭ ‬unos quince minutos fueron suficientes para llegar a una cabaña pequeña donde apenas piso el jardín dos perros y cuatro cachorros salieron a darle la bienvenida.‭ ‬Ella se hincó en el césped y acarició uno por uno brindándole palabras de cariño.‭ ‬Me enterneció saber que una mujer tan joven tuviera ese amor por los animales.‭ ‬Generalmente a esa edad se piensa más en frivolidades por naturaleza.‭ ‬Uno quiere divertirse,‭ ‬atraer al sexo opuesto,‭ ‬seducir,‭ ‬y miles de cosas más.‭ ‬Pero en ella noté un compromiso con todo lo que la rodeaba.‭ ‬Sobre todo en la poca conversación que logramos entablar en el viaje.

Marianne era hija de madre soltera y quedó huérfana cuando apenas tenía‭ ‬17‭ ‬años.‭ ‬Estudió y se preparó para salir adelante en la vida según sus palabras,‭ ‬pues no le quedaba otra opción.‭ ‬Calculé que ese hecho de no tener un jefe en la familia y que después falleciera su madre la había dotado de una fortaleza para luchar sola en la vida.‭ ‬Sinceramente la admiré con lo poco que conocía de ella.‭ ‬Además la relación con mi hija era inmejorable.

El camino de regreso a casa se hizo en silencio.‭ ‬Gloria solfeaba de memoria un trozo de pentagrama que la profesora de música le había dejado de tarea para el viernes.‭ ‬Yo‭… ‬Yo pensaba en Marianne y las tajantes diferencias con Sabina.‭ ¿‬Por qué tenía que ser todo de este modo‭?

(Perspectiva de Sebastien‭)

Habían transcurrido tres semanas desde que Scarlet había comenzado a vivir con nosotros y la mansión precisamente no era un paraíso.‭ ‬Mi hermana tenía el gran poder de sacar a todos de quicio,‭ ‬sin excepciones.
Lucila se mantuvo expectante a mis directivas y cogió de buen grado vivir en la mansión y aceptar las transfusiones de Bianca.‭ ‬Mi querida humana estaba muy contenta de tener con quien conversar y se había adaptado fácilmente a la nueva integrante de la casa.

Scarlet sólo salía acompañada para alimentarse y volvía taciturna a la mansión.‭ ‬Su rostro permanecía con gesto de enojo o tristeza sin un atisbo de entusiasmo.‭ ‬Decidí conversar con ella a solas y poner punto final a su tortura.‭ ‬No quería ver a mi hermana así,‭ ‬después de todo no podía culparla del amargo desarraigo que sufría.


—‬Pasa Scarlet‭ –‬le ordené, sentado en el escritorio del estudio.
‭—¿‬Para qué me necesitas‭? ¿‬Ha desaparecido un ser querido nuevamente ‭?
—Siéntate.‭ ‬Tú también eres un ser querido para mí.
‭—‬Mentiroso‭ –‬susurró.

Se mantuvo de pie al costado de la mesa.

‭—‬Scarlet,‭ ‬no quiero verte así.‭ ‬Por favor,‭ ‬hagamos las paces.
‭—‬No hay manera que hagamos las paces.‭ ‬Vives dándome órdenes‭… ‬Que no moleste a nadie,‭ ‬que no sea irónica,‭ ‬que regrese cuando me lo ordene Anthony o Ron,‭ ‬que intente una transfusión,‭ ‬que pruebe el café,‭ ‬etc.
‭—‬Scarlet‭…
—¡Qué‭!
—Te quiero y no deseo verte sufrir.‭ ¡‬Créeme‭! ‬Quiero lo mejor para ti.
‭—‬Lo mejor para mí es mi hogar,‭ ‬no esto‭… ‬Lo mejor para mí no son los humanos,‭ ‬salvo que los piense como alimento.

Apoyé los codos sobre la mesa entrelazando los dedos a la altura de la boca y resoplé.

‭—‬Mira,‭ ‬te he dicho que te daba un plazo de tres meses y sólo a transcurrido un mes.‭ ¿‬Por qué no me das una oportunidad‭?
—No veo salida así pasen los años.‭ ‬Aquí todos se divierten menos yo.
‭—‬Intenta aprender cosas nuevas.
‭—‬No me interesan.‭ ¿‬En ese cuadrado que llaman televisor‭? ¿‬En los libros de la biblioteca‭? ‬Sólo quiero volver a las cumbres.
‭—‬Morirás allí.
‭—‬Pero con honor.

Douglas golpeó la puerta unas tres veces.

‭—‬Pasa.
‭—‬Papá‭… ‬Aah,‭ ‬estabas ocupado‭… ‬Bajé la escalera tan entusiasmado que no escuché las voces.
‭—¿‬Qué necesitas hijo‭?
—Numa y yo saldremos a la noche.
‭—¿‬Otra vez‭?
—Sí otra vez.‭ ‬Iremos al centro de Kirkenes y nos divertiremos un poco.
‭—‬Quiero que empieces a estudiar,‭ ‬no me gusta que no hagas nada provechoso.‭ ‬Y Numa deberá retomar el secundario que abandonó una vez.‭ ‬Contrataré profesores para prepararlos.‭ ‬Ahora gozas de la vista y tienes mucho que aprender para estar a la altura de un humano preparado.
‭—‬Pero yo siempre he leído aunque por braille‭, y también curiosee por Internet. Sé mucho papá.
‭—‬No es suficiente.‭ ‬Necesitas rendir libre los exámenes y tener un título.
‭—‬Okay,‭ ‬te lo prometo.
.‭—‬Mmm‭… ‬Douglas,‭ ‬no te he preguntado pero‭… ¿‬el tema de chicas lo están manejando bien‭?
—¿A qué te refieres‭?
—Tu padre quiere decir si cuando tienes sexo no has terminado por asesinar a una humana‭ –‬interrumpió Scarlet con aire de suficiencia.

Douglas la miró y sonrió.

‭—‬Lo estamos manejando de maravilla‭ –‬me miró a mí y continuó‭—‬.‭ ‬Al principio tuve temor lo confieso pero nunca lo hago con la luz encendida.‭ ‬Hay chicas muy lindas en la ciudad.
Okay‭… ‬Confío en ti y en Numa que no se meterán en líos.
‭—‬Gracias papá.

Antes de que Douglas cerrara la puerta miré a Scarlet y lo detuve.

‭—¡‬Espera‭!
—¿Qué ocurre‭?
—Quiero que esta vez lleven a Scarlet a la ciudad.‭ ‬Claro,‭ ‬si ella quiere.
‭—¿‬Qué cosa‭? ‬Papaaa teníamos otros planes con Numa no puedo llevar una chica con nosotros.‭ ‬Por favoooor.
‭—‬Douglas‭…
—¿A la ciudad llena de humanos‭? ¿‬Yo‭? –‬preguntó mi hermana.
‭—‬Sí,‭ ‬creo que es hora que conozcas algo más que estas paredes.‭ ¿‬Cuándo has ido a cazar‭?
—Antes de ayer.
‭—‬Bien‭… ‬Tengo mis temores,‭ ‬lo confieso.‭ ‬Pero lo cierto es que no puedo mantenerte aquí,‭ ‬nunca aprenderás de los humanos.
‭—‬Es que no quiero aprender de ellos.
‭—‬Es necesario Scarlet,‭ ‬miles de veces te lo he explicado.‭ ‬Los vampiros no subsistiremos aislados.‭ ‬Debes saber como andar entre ellos sin que lo noten.
‭—‬Me gusta la idea de salir de aquí sin esos dos pesados de guardaespaldas que tienes.‭ ‬Pero‭… ‬Por ese aparato maldito de TV he visto como se visten,‭ ‬mira mi atuendo,‭ ‬está fuera de lugar para la época.

Observé las pocas prendas que llevaba Scarlet.‭ ‬Una camisola negra muy suelta que le llegaba hasta las rodillas y descalza.

‭—‬Bianca y tú no son tan diferentes en físico.‭ ‬Ella te prestará prendas acordes, en cuanto al calzado‭… ‬Veremos que haremos.
‭—¡‬Me insultas diciendo que tengo el mismo cuerpo que una simple humana‭!

Rodee mis ojos.

‭—‬Ve a pedirle ropa a Bianca,‭ ‬de lo contrario tendremos que comprarte y lo dejaremos para otra noche.‭ ‬Del resto de la salida Numa y Douglas te guiarán.‭ ¡‬Sin van con Scarlet serán guías y nada de sexo‭!
—¡Es injusto‭! –‬exclamó Douglas enojado.
‭—¡‬Eureka‭! ¿‬Has descubierto por fin que tu padre es un déspota‭!

Douglas se marchó dando un buen portazo que en otro momento lo hubiera hecho volver y pedir disculpas,‭ ‬pero tenía bastantes complicaciones en cuanto a organizar la nueva vida de los Craig,‭ ‬incluyéndome.

‭(‬Perspectiva de Bianca‭)

Había terminado de darme un baño de sales y espuma después de ayudar a Margaret a preparar una tarta de frambuesa,‭ ‬eran mis favoritas y a Douglas le encantaba.‭ ‬Me envolví en la toalla y me acerqué hacia la ventana.‭ ‬El sol peleaba por salir a través de los acostumbrados nubarrones tormentosos.‭ ‬Mis pocos conocimientos en meteorología no me indicaban que cuernos iba a pasar con el correr del la tarde.‭ ¿‬Llovería a la noche‭?

Giré para buscar mi ropa y vestirme pero el grito que escapó de mi boca se escuchó en la mansión.

‭—¡‬Scarlet‭! ¿‬Qué haces aquí‭?

No respondió.‭ ‬Me observó por unos segundos y miró los alrededores.‭ ‬Sin perder tiempo se dirigió a mi ropero y comenzó a hurgar.

‭—¡‬Ey‭! ¡‬Escuchaaaa‭! ¿‬Qué crees que haces‭? –‬pregunté enojada ante el atrevimiento.

Sin mirarme me respondió.

‭—¿‬No lo ves‭? ‬Busco ropa para ponerme.

Parpadee tratando de asimilar lo que escuchaba.

‭—¡‬Deja mi ropa‭! ¡‬Dime que cuernos haces en mi habitación metiendo manos en mis cosas‭!

Resopló sin dejar de revisar entre mis camisetas y jeans.

Avancé hacia ella y sin importarme la supuesta fuerza de una vampiresa que seguramente tendría arranqué de sus manos la prenda que había elegido y cerré la puerta del ropero de un golpe.

Se sobrecogió ante mi reacción y dio dos pasos atrás.‭ ‬Su rostro no mostró odio,‭ ‬al contrario noté temor en su cara de niña.‭ ‬Me arrepentí de ser tan dura con ella.‭ ‬Debía imaginar que de trato y educación no debía conocer demasiado.

‭—‬Perdona.‭ ‬No quise asustarte.

Sus ojos se endurecieron y exclamó.

‭—¡‬Tú jamás me asustarías‭! ‬Eres una humana y podría matarte en un abrir y cerrar de ojos.
‭—‬Si tú me haces algo morirás en manos de Sebastien.
‭—‬No lo creo.
‭—¿‬Quieres apostar‭?

No sé si realmente no pensaba lo que decía porque de lo contrario hubiera imaginado que Scarlet era capaz de cualquier cosa.

La princesa de los Craig volvió a mirar las puertas del ropero cerradas.‭ ‬Di dos pasos y las abrí convencida que las discusiones con tamaña vampiresa no irían a llegar a nada.

‭—‬Dime,‭ ¿‬para qué quieres ver mi‭  ‬ropa‭?

Permaneció en silencio.

‭—‬Scarlet‭… ¿‬Dime para qué quieres ver mi ropa‭?

Sin mirarme contestó.

‭—‬Sebastien me dijo que me debo vestir como tú.‭ ‬Iré con Douglas a la ciudad esta noche.
‭—‬Ahora nos vamos entendiendo.‭ ‬Te doy permiso,‭ ‬puedes mirar.

El‭ “‬gracias‭” ‬me lo debió pero era de esperar.‭ ‬No se puede pedir peras a un olmo.

Contemplé como buscaba entre mis prendas con evidente desorientación.

‭¿‬Quieres que te ayude‭?
—No.‭ ‬Puedo sola.
‭—‬Bien‭…

Me senté en la cama y me dediqué a observar sus movimientos cruzada de piernas.‭ ‬Era tan torpe para buscar sin saber por donde empezar que diré que me divertí bastante por largos minutos.‭ ‬Por fin giró para mirarme pero no dijo ni una palabra.

‭—¿‬Qué ocurre‭?
—Nada.

Me levanté y busqué unos de mis jeans y una camiseta roja para vestirme.‭ ‬Después fui a la cajonera y saqué una muda de ropa interior.‭ ‬Tiré la toalla que me envolvía al piso y comencé a vestirme.‭ ‬Me siguió con la mirada sin emitir sonido.‭ ‬Elegí un suéter negro y calcé mis botas.‭ ‬Ella me seguía con la mirada inmóvil junto al ropero.

‭—‬Me voy‭ –‬dije avanzando hacia la puerta.
‭—¿‬Qué‭?
—¡Qué me voy‭! –‬repliqué.
‭—‬No te puedes ir y dejarme aquí.
‭—¿‬Por qué no‭? ‬No me necesitas.‭ ‬Busca tú sola.

Su mirada me enterneció.‭ ‬Estaba desolada,‭ ‬perdida.‭ ‬Sin embargo me mantuve firme.

‭—‬No te vayas, Bianca.

Solté el picaporte y giré para mirarla.‭ ‬Sus manos se retorcieron nerviosas y pronunció una frase que nunca hubiera pensado que diría.


—¿‬Me ayudas‭?

Sonreí.

‭—‬Por supuesto.

Regresé sobre mis pasos y echando un vistazo a su físico busqué un jeans al fondo de uno de los estantes.

‭—‬Toma,‭ ‬este te quedará bien.‭ ‬Lo usaba cuando recién había llegado a Kirkenes.‭ ‬Estaba más delgada.‭

Continué mi búsqueda hasta encontrar entre los suéteres y buzos de algodón una prenda de cada modelo.‭ ‬Fui por un par de media y me detuve en la botinera.

‭—‬Mmm‭… ‬Tus pies pareces delgados y no sé si quedarán bien mis botas o tenis.‭ ‬Prueba éstas‭ –‬dije ofreciéndole unas botitas marrones de piel y taco corrido.

Juntó en sus brazos todos los elementos que le había dado y se quedó de pie inmóvil.

‭—¿‬Sabes vestirte‭?
—Sí,‭ ‬me vestí para tu boda,‭ ‬no sola‭… ‬Mi madre me ayudó.
‭—¿‬Quieres que te guíe el orden por donde comenzar‭?

Se encogió de hombros.

‭—‬La ropa interior va primero,‭ ‬después las medias, y supongo que imaginarás el resto.

Asistió levemente y dejó la ropa en el suelo.‭ ‬Revolvió buscando las bragas y el corpiño,‭ ‬los levantó en el aire,‭ ‬y me miró.

‭—¿‬Es necesario que use esto‭?
—Sí.
‭—¿‬Por qué‭? ‬Los humanos no lo verán.
‭—‬Se estila.‭ ‬Si quieres no uses ropa íntima pero créeme te sentirás más cómoda con el algodón sobre la piel.

Sus dedos acariciaron la tela de las bragas blancas y extendió la prenda entre las manos.

‭—¿‬Por aquí las piernas‭? –‬preguntó,‭ ‬y no pude evitar sonreír por su inocencia.
‭—‬Sí,‭ ‬las metes por allí y te las subes por las piernas.‭ ‬Ehm‭… ¿‬Antes no quieres darte un baño‭?

Frunció el ceño y me miró enojada.

‭—‬Me he bañado hace tres horas.‭ ‬Los vampiros somos muy limpios.
‭—¡‬Los humanos también‭! –‬exclamé defendiendo mi especie.

Por dentro pensé que no lo eran todos pero mejor que pensara lo contrario.

Me senté en la cama y esperé que se vistiera tratando de guiarla con cierto criterio y que a la vez no se sintiera una idiota.‭ ‬Ya me había dado cuenta que era susceptible a sentirse ofendida ante cualquier llamada de atención.

Cuando al cabo de unos minutos terminó por completar su atuendo me miró.

Los jeans le quedaban a la perfección.‭ ¡‬Maldita sea‭! ‬Años de gimnasio para que esta chiquilla del demonio le quedara como un guante la mezclilla sin haber hecho esfuerzo alguno.‭ ‬Estudié el suéter y sus pechos redondos y perfectos llenaban el escote dándole un toque de erotismo que yo no lograría en miles de años con la mejor cirugía plástica.‭ ¡‬Qué rabia‭!

—Te queda muy bien‭ –‬dije a regañadientes.

Ella sonrió satisfecha y se miró las botas.

‭—¿‬Te incomodan‭?
—No.
‭—‬Me alegro.‭ ‬De lo contrario tendrías que comprarte un par urgente.‭ ‬De cualquier forma supongo que comprarás ropa y calzado a medida que salgas de la mansión.
‭—‬No lo sé‭ –‬murmuró con tristeza.
‭—‬No quieres quedarte en la mansión,‭ ¿‬verdad‭?
—No.‭ ‬Me iré cuando se cumpla el plazo.
‭—‬Te entiendo.

Ella me miró sorprendida.

‭—‬Cuando llegué a Kirkenes me sentía igual que tú.‭ ‬No tuve prácticamente opción de elegir y tuve que abandonar Oslo,‭ ‬mi ciudad.‭ ‬Abandoné mi casa,‭ ‬mi familia,‭ ‬mis amigos‭… ‬Salvo Bernardo que viajó conmigo.
‭—¿‬El lobo‭?
—Sí,‭ ‬el lobo.‭ ‬En realidad lo convirtieron.‭ ‬Él era un humano común y corriente y por culpa de unos cretinos terminó siendo un licántropo.
‭—¿‬No te gusta que sea un lobo‭? ¿‬Hubieras preferido que fuera un vampiro‭? ¿‬Cómo Sebastien‭?
—No.‭ ‬Hubiera preferido que hubiera tenido la oportunidad de elegir.
‭—¿‬Y tú‭? ¿‬Por qué no quieres ser vampiresa‭?
—Te equivocas.‭ ‬Desearía ser como tú.‭ ‬Pero eso lo pienso porque he conocido a Sebastien y me he enamorado de él.‭ ‬No quiero separarme nunca de su vida y para eso debería ser de tu especie.

Desvié la vista para que no viera mis ojos llorosos.‭ ‬Había días que sentía añoranza por aquella vida más libre y despreocupada.‭ ‬Sentí deseos de volver cuanto antes a trabajar en la profesión que por vocación había optado desde pequeña.

Scarlet no dijo palabra y se mantuvo en silencio aunque supuse que mis emociones no pasarían por alto en la astuta vampiresa.‭ ‬Avancé hasta el tocador y cambiando el tema extendí el cepillo de pelo.

‭—‬Debes peinarte.‭ ¿‬Sabes como hacerlo‭?

Negó con la cabeza.

‭—‬Sí quieres te ayudo.
‭—¿‬Duele‭?
¿Peinarse‭? ‬Noo‭ –‬sonreí.

Me adelanté y con delicadeza comencé a desenredar su largo cabello castaño.

-La próxima vez debes ponerte crema para peinar en tu cabello, se deslizará más fácil.

Ella no prestó atención y continuó...

‭—¿‬Qué te enamoró de mi hermano‭? –‬preguntó.

Me tomó de sorpresa su pregunta pero traté de trasmitirle lo que sentía por Sebastien.‭ ‬Le expliqué que cada vez que lo veía mi estómago se encogía y percibía las famosas mariposas con sólo escucharle la voz.‭ ‬Que extrañaba no verlo,‭ ‬sus besos,‭ ‬sus caricias. Que cada vez que estábamos juntos sentía que no necesitaba nada más para ser feliz.

‭—‬Nunca sentí eso que dices‭ –‬murmuró.
‭—‬Ya lo sentirás.

Después,‭ ‬las dos nos mantuvimos en silencio seguramente pensando en el amor hasta que se retiró de mi habitación.‭ ‬Antes de cerrar la puerta me dijo‭ “‬gracias‭”‬.‭ ‬Me sentí feliz de terrible logro de parte de la más artera y pretenciosa de los Craig.‭ ‬Me sentí poderosa,‭ ‬infranqueable.‭ ‬Había conseguido un logro enorme con Scarlet y a partir de ese momento pensé que no habría barreras para mí que me resultaran imposibles de trascender.



9 comentarios:

  1. ¡Hola Lou!

    Qué lindo capítulo el de hoy, nos has regalado de todo y te lo agradezco mucho. ¿Sabes? Me ha dado una pena tremenda por Bernardo, no termino de entender la actitud de Sabina y entiendo que se desespere; aquí entre nos me preocupa el tema de la maestra, que parece adorable, pero quizá pueda ser un elemento de problemas para nuestro amigo. El tema de Scarlet me ha sacado unas buenas risas, lo que es genial porque como te mencioné es un personaje que me inspira mucha curiosidad y aquí me ha dado un poco de pena, está tan perdida la pobre... Me parece que esa salida con Douglas y Numa puede significar que se vienen cosas muy, muy interesantes para esta chica ;)

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Uy a ver que pasa con Scarlet esperemos que se porte bien y Ojala Bernado y Sabina aclaren las cosas. Te mando un beso y te me cuidas.

    ResponderEliminar
  3. Siempre desear leer mas, un fuerte abrazo,J.R.

    ResponderEliminar
  4. Hola Lou q tal,quiero decirte q estas historias q has escrito me han gustado mucho,la primera me la lei en 2 semanas,y ya con esta me puse al dia,encontre tu blog gracias a las recomendaciones de Citu y desde ahi he leido tus historias,quiero decirte q me gustan mucho y sobre todo Sebastian,lo amo!!!
    Espero con ganas el siguiente capitulo y muchas gracias!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola corazones! Muchas gracias por los comentarios. Esta vez no tuve tiempo de contestarles uno por uno. Por favor mil disculpas. Nuevamente gracias por hacerme tan feliz con sus comentarios. Laura, bienvenida, esta es tu casa. Besotes Lou.

    ResponderEliminar
  6. Impresionante capitulo. Scarlet es joven, rebelde, consentida y malcriada. Qué bueno por Bianca, tiene semáforo verde. =)
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. muy bien,me gustan las escenas, donde se compaginan la diferentes naturalezas de una mujer,,,,

    ResponderEliminar
  8. Creo que Sabina se pondría un poco celosa si supiera lo ocurrido con Marianne
    Me ha caído muy bien esta maestra
    También estoy segura de que Sabina tendrá alguna buena razón para comportarse como lo hace con Gloria
    No me puedo imaginar lo que va a ocurrir saliendo Scarlet con Douglas y Numa ;-)
    Scarlet tiene muy mal humor... y Sebastien, mucha paciencia
    Parece increíble que Scarlet le haya dado las gracias a Bianca... vamos por buen camino ;-)
    Besos

    ResponderEliminar